Soberanía y Libertad (Sol.Bo), de Luis Revilla, y Comunidad Ciudadana (CC), de Carlos Mesa, no terminaron de consolidar alianzas en dos intentos fallidos. Sus últimos desacuerdos terminaron por frustrar una eventual candidatura de Juan del Granado y anular la de Waldo Albarracín.

Revilla, en entrevista este miércoles con el ‘streaming’ La Razón Radio (08.00-10.00, de lunes a viernes), reveló detalles de esos amores y desamores de la alianza que apuntaba como una fuerte alternativa al Movimiento Al Socialismo (MAS) en La Paz.

Todo había comenzado en 2019, cuando Sol.Bo decidió apoyar la candidatura presidencial de Mesa. Anuladas las elecciones de entonces, la agrupación del Alcalde de La Paz dio un giro inesperado en 2020 cuando postuló a la entonces presidenta transitoria Jeanine Áñez.

Consultado sobre por qué Sol.Bo rompió con CC, su líder afirmó que la alianza de Mesa faltó a su compromiso de acordar listas de candidatos. “Tuvimos algunos problemas por la manera cómo entienden algunos dirigentes de CC la forma de hacer política. No te pueden cambiar, pues, candidatos el último día, el día de las inscripciones. No funcionan así las cosas en una alianza”.

En otro ‘streaming’ de La Razón, Piedra, Papel y Tinta (18.30-19.30, de lunes a viernes), el asesor de CC, Ricardo Paz, negó ese extremo y consideró que se trata de una “mentira”. “No es verdad que en 2019 ellos se hayan retirado porque se hay querido cambiar listas a último momento. No había siquiera listas, ellos estaban perfectamente de acuerdo”, dijo.

Afirmó que Sol.Bo propuso como candidato a la Vicepresidencia a Revilla en vez de Gustavo Pedraza. “No era lo mejor en términos e estrategia el tener dos paceños como representantes del binomio”, contó.

Recordó que Sol.Bo rompió para aliarse con Áñez. “Simplemente, calcularon mal; se fueron de CC pensando que Áñez era la nueva estrella política del firmamento y les fue mal”, remató Paz.

“Frente a eso pensamos que la presidenta Áñez era una buena posibilidad”, dijo Revilla en la mañana.

“No se olviden, a principios de enero Jeanine y Carlos tenían la misma votación (intención de voto), 17%; eso cambió cuando solamente Jeanine se bajó de la candidatura y esos votos fueron a apoyar a Carlos Mesa”, insistió el líder político.

Renuncia Áñez

El intento fue fallido. Presionada por la crisis sanitaria y política, la mandataria-candidata renunció a su candidatura y dejó sin opciones de llegar a la Asamblea Legislativa a sus aliados, Unidad Nacional (UN), Demócratas y Sol.Bo.

“Al ser una decisión colectiva, todos asumimos ese riesgo y dificultades”, admitió Revilla.

Sin, embargo, para las elecciones subnacionales del 7 de marzo, Sol.Bo incurrió otra vez en una alianza con Mesa y CC, y con UN, esta vez para postular a Albarracín a la Alcaldía de La Paz. “Volvimos a hablar con Carlos Mesa a fines del año pasado, hicimos el compromiso de que no se repitieran los problemas que tuvimos en 2019”, dijo el Alcalde.

Pero antes una actitud de CC había despertado suspicacias en Sol.Bo: la oferta de Mesa a Del Granado para una nueva candidatura. “Era necesario impulsar una candidatura de unidad, pero ellos nos cruzaron yendo a ofrecer una candidatura a Juan del Granado sin comentarnos”, reveló Revilla en La Razón Radio.

Otra vez, Paz rechazó esas declaraciones. “No es verdad. Hasta donde tengo conocimiento, la única conversación que hubo con Del Granado fue para preguntarle si él estaba interesado en ser candidato a alcalde; y él, de manera muy clara y categórica, dijo que no”, recordó.

“No tenía ningún interés en cambiar su retiro político con una aventura política, y ahí quedó todo”, recordó el asesor de CC.

Consultado sobre la molestia del jefe político de Sol.Bo con las conversaciones con Del Granado, Paz dijo “qué tenía que ver Revilla con CC”. “Por qué había que consultarle a Revilla para ir a hablar con Del Granado”.

Del Granado fue alcalde de La Paz en dos ocasiones, entre 2000 y 2010, cuando lo sustituyó Revilla. Fue candidato presidencial del Movimiento Sin Miedo (MSM), cuyos resultados negativos sepultaron a su partido. Ahí nació Sol.Bo.

Ahora, luego de las fallidas alianzas con Mesa y Áñez, Sol.Bo se encuentra en situación difícil. Optó por postular a su propio candidato, Álvaro Blondel, una vez rota la alianza que impulsaba la candidatura de Albarracín.

“Luego volvieron los problemas (con CC), las dificultades de coordinación y faltas de acuerdos; eso colmó la paciencia de nuestra dirigencia y finalmente tomamos la decisión de alejarnos de la articulación”, afirmó Revilla.

Candidato propio

Lamentó que Blondel no tenga mucha incidencia en el electorado y admitió que pudieron haberlo promocionado desde hace dos años. “Es verdad, quizás nos distrajimos en el escenario nacional, pero hay que comprender el momento que estaba viviendo el país, difícil y polarizado. Fue difícil no estar presente en ese escenario” de la alianza con Áñez, dijo.

“Yo lo lamento por Waldo, a quien le tengo mucho aprecio; él ha sido víctima de nuestras decisiones y la forma de actuar de CC. Él no está en la candidatura y estamos en otro momento”.

Ante la falta de apoyo, Albarracín renunció a la candidatura y CC y Mesa optaron por apoyar a Iván Arias, de la alianza Somos Pueblo. “Podía ser una alternativa si es que lográbamos una alianza grande que pudiera garantizar seriedad en la gestión municipal. Pero si al empezar la charla te dicen qué concejales pones tú y qué ellos, parece ridículo frente a los desafíos”, insistió Revilla en alusión a CC.

“También la gente de CC, recuerdo, nos dijo varias veces que no haría nada con nadie que hubiera formado parte del gobierno de Jeanine, pero ahí está el apoyo a Iván Arias. Nos dijo que no harían nada con Camacho en Santa Cruz, ahora tienen un acuerdo con Camacho”, aseguró Revilla.